Filipinas, tierra resiliente

La noche que habíamos pasado en Matnog hubiera sido un completo desastre de no ser por la aparición de B.J. y su grupo de amigos. Se hospedaban en la habitación contigua y al vernos pasar por el balcó…

Cebú en gris y negro

La ciudad de Cebú ha sido la encargada de prepararnos la despedida de este país tan singular, que nos ha costado tanto comprender y al que sabemos que tenemos que regresar para poder atar cabos. Despu…

Manila y el otro orden de las cosas

Aterrizamos en Manila con ese tipo de turbulencias que hacen que le reces a los dioses en los que no crees para que ninguna de las alas rocen la pista. Bajamos las escaleras del avión con los ojos abi…

Close