Al-Ándalus I: La Alcazaba de Málaga

Despegamos desde el aeropuerto de Shannon dejando atrás una experiencia llena de aprendizaje. Lloré de emoción, por todo lo vivido, por la maravillosa gente con la que me crucé y por haber hecho realidad uno de mis grandes sueños: vivir en alguna de las islas anglófonas.

Cruzamos el manto de nubes densas que cubren Irlanda y apareció ante nosotros una estrella enorme de color amarillo que lo iluminaba todo e hizo brotar una sonrisa inevitable en nuestras caras. Sabíamos que nos acompañaría en los próximos días de viaje. Para ser sincera, tengo que decir que no hicimos una apuesta arriesgada con el destino, ya que me atrevería a decir que Andalucía puede regalarte buen clima en cualquier mes del año.

Aterrizamos en Málaga con veintimuchos grados y sentimos que nada importaba. Se trataba de caminar y cargarnos de vitamina D. Llegamos a la casa de una pareja rusa muy amable muy cerca de la estación de autobuses y nos encaminamos hacia el centro de la ciudad en busca del pasado malagueño.

Alcazába de MálagaEn la Edad Media existió un territorio en la península ibérica denominado al-Ándalus, nombre que le dieron sus conquistadores musulmanes. En un inicio era una provincia que formaba parte del Califato de Damasco. Seguidamente se independizó para convertirse en el Emirato de Córdoba y finalmente llegar a establecerse como Califato de Córdoba. Durante más de setecientos años, el poder musulmán estableció un tipo de arquitectura y organización social del que todavía hay numerosos vestigios en nuestros días.

Patio Andaluz en MálagaEn la ciudad de Málaga decidimos dedicar la mayor parte de nuestro tiempo a la visita de la Alcazaba, construida en el año 1064 por orden del rey de la taifa de Málaga. El propósito militar de la fortificación servía como residencia del gobernador para la defensa del territorio. Dentro de la Alcazaba se encontraban barrios militares y una guarnición preparada para un posible asedio.

Patio de Armas Málaga
Antigua Plaza de Armas, hoy convertida en jardín.

En el siglo XI el Califato de Córdoba se desmembró en numerosos reinos llamados taifas. Es entonces cuando se ve la necesidad de construir alcazabas en las diferentes taifas, siendo la de Málaga una de las mejores conservadas hoy en día.

Cuando crucé el arco de la entrada me sentí adentro de un cuento de las mil y una noches. Puede que sea por que fue mi primera vez dentro de una fortificación musulmana, con sus empedrados, murallas y jardines llenos de flores y fuentes de agua. Me encantó ver el sistema de alcantarillas tan original que usaban y que había estudiado en el colegio cuando era niña. El clima estaba de nuestro lado y nuestra ruta por la antigua al-Ándalus solo acababa de empezar.

alcazaba malaga arcoPoquito a poco iremos tratando de desmenuzar todo lo visto, vivido y aprendido en el sur de España. Lo que sí puedo adelantar es que ha sido una experiencia mucho más exótica de lo que hubiera imaginado en un principio… A menos de mil kilómetros de mi tierra natal, me he sentido en muchos aspectos más extranjera que en Irlanda.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close