EnDondeSea

Blog de rutinas, viajes y pensamientos

Evocando a Cuba
Cuba, Viajes íntimos

Evocando a Cuba

Evocar un viaje del pasado…

¡Cuba! Así, sin pensarlo. Ese viaje que a modo de varita mágica cambió algo dentro de mí para siempre.

Con veintidós años y pocos viajes a mis espaldas, me embarqué en un aéreo que me llevaría a esa isla que tanto había soñado con conocer. Me había calzado la mochila con el éxtasis tan genuino del primer gran viaje. Mi mamá me despidió en la puerta con cara de angustia (por ese miedo intrínseco del ser madre) pero feliz de ver que su hija iba a cumplir un gran sueño. Me dio un abrazo y me dijo: “te brillan los ojos de alegría”. Nunca olvidaré esas palabras.

El aire cálido y húmedo que rebotó en mi cara cuando descendí del avión, se coló por los poros mi piel y me hizo sentir que no olvidaría ese momento en toda mi vida. Allí estaba, después de soñarlo tanto. Policía, revisión del visado, aduanas, luchas entre locales para hacerse con nosotros y transportarnos hacia el centro… La confusión se balanceaba con la emoción de pisar por fin la tierra a la que emigró mi bisabuelo. Ansiaba caminar las calles donde él había estado décadas atrás y confiaba en encontrarlo por algún rincón de La Habana.

Hoy me toca hacer un ejercicio muy particular en Norte de Papel. Se trata de desdoblarme, de buscar las distintas voces que habitan en mi, de encontrar el otro yo que podría haber sido y que se quedó vagabundeando a la espera de otras circunstancias. Como en cuando vivir cansa, voy a dejar salir aquello que hubiera sido y que de algún modo es, en tanto que existe en mi pensar y en mi sentir. Pero ¿por qué Cuba? Por todas las fotos que vi de mi bisabuelo habitándola, por su particular sistema político, por su música, por su ubicación geográfica, por tantas cosas… ¡En mi niñez era la tierra prometida! Cuba, rugía con fuerza en mi cabeza desde que tengo uso de razón, y ya no podía esperar más.

cuba pasado

En aquel final de 2008 cumplía cincuenta años una de las revoluciones con más impacto de la Historia Mundial. En mi círculo de amistades se hablaba de la importancia de visitar la isla antes de que muriese Fidel Castro, ya que en poco tiempo, desaparecería la oportunidad de conocer un país tan singular. Nos reunimos tres amigos y aterrizamos el 10 de diciembre en el Aeropuerto José Martí. ¡Latinoamérica! ¡Quería gritarle al mundo que lo había conseguido! ¿Cuántas veces me había imaginado allí? Sentada al lado de mi bisabuela, leyéndole en voz alta las cartas que su marido le había escrito en los años veinte… Él se había escapado de la guerra, me contaba siempre. Más tarde comprendí que ‘la guerra’ fue la que libró España en territorio marroquí, para evitar las pretensiones independentistas del cordillera rifeña. Mi bisabuelo Jovita tenía unos ideales que chocaban de forma radical con la iglesia y con las fuerzas del Estado, así es que optó por el exilio. ¡Siempre me sentí orgullosa de él sin ni siquiera haberlo conocido! Es cuanto menos curioso, que haya tomado ejemplo de alguien a quien solo leí en cartas, a excepción de algún que otro comentario de mi abuelo o mi padre (previo interrogatorio por mi parte). Esas cartas me hicieron decidirme a seguir sus pasos. Comencé a rebelarme contra los convencionalismos de los que no me sentía parte. De la militancia en un partido político pasé a la facultad de Ciencias Políticas, y de esta, a la no militancia. Antes y durante mi despertar político, siempre tuve claro que quería conocer Cuba antes que cualquier otro país del mundo. Aquel diciembre, llevaba dos tareas apuntadas en mi agenda: hablar con toda aquella persona que me diese la oportunidad sobre el transcurso que tomó la revolución del ’59 y tratar de ponerme en los zapatos de mi bisabuelo.

Una vocecita repetía en mi cabeza constantemente: “por aquí habrá pasado él en algún momento hace unas décadas”. Lo miraba todo con atención extraordinaria. En lo absurdo de mi inconsciente, esperaba encontrármelo por allí, congelado en el tiempo, o al menos visualizar alguna pista que me aproximase a la familia cubana que sé que tengo allí. Tenía (y todavía tengo) muchas preguntas, pero nadie a quien formulárselas: mi bisabuela ya había fallecido años atrás, y con ella desaparecieron las cartas.

cuba pasado

Es sabido, y lo confirmé con lugareños, que el aspecto de la Habana no cambió significativamente desde las primeras décadas del siglo XX. Según me explicaba la gente, el gobierno de Fidel Castro mantuvo la estructura que ya tenía la ciudad tras la expulsión de los yankis. Puede que desde los años veinte cambiasen algunos detalles, pero los barrios de Habana vieja y Habana centro junto al malecón, seguramente permanecían intactos.

El segundo día tras nuestra llegada nos topamos con el Centro Gallego, un edificio majestuoso en el centro de la ciudad. Alardeaba, sin modestia alguna, del éxito que tuvieron mis compatriotas haciendo ‘las américas’. Tuve la certeza de que adentro de ese edificio había pasado mucho tiempo mi bisabuelo. Estaba cerrado e insistí en volver cuando alguien pudiese dejarme pasar. Quería entrar antes de continuar mi viaje por la isla. Un par de días más tarde conseguimos acceder (sólo por unos minutos) de la mano de un hombre que decía ser el encargado del edificio, aventando en todo momento su urgencia por terminar el recorrido. Mientras mi amigo hacía bromas sobre los posibles divertimentos de nuestros antepasados, yo no podía más que cerrar los ojos e imaginarlo a él allí ¿Con quién? ¿Haciendo qué? Hablando de política entre rones quizá, recordando su Galicia natal… Recuerdo a la perfección el olor a madera antigua que había en el edificio. Recuerdo lo que vi y lo que imaginé. Es, posiblemente, la memoria más clara que tengo de Cuba.

Tanto en las calles del centro como en el Centro Gallego, tuve la extraña sensación de haber estado allí antes. Puedo renegar de ese sentimiento y abstenerme de pronunciarlo como en todos estos años, pero yo sé que existe. Hoy lo reivindico, porque sé que uno de mis otros “yo” estuvo allí antes de aquel diciembre de 2008, así como el que estuvo hace apenas unos meses en Irlanda… y ambos se quedaron en ese ambiguo pasado tan difícil de definir, tan difícil de explicar.

Escrito por Endondesea

2 Comentarios

  • Ivan Mayo 27, 2016 at 11:31

    Me ha encantado tu historia Sam, muy personal y muy bien contada. Cuando nosotros visitamos Cuba yo no tenía ningún lazo con la isla, nadie de mi familia había viajado hasta allá y, sin embargo, me pasó que termine enlazado para siempre a Cuba, no me expliques cómo ni por qué. Sé que tengo que volver.

    Reply
    • Endondesea Mayo 27, 2016 at 13:09

      Es que Cuba tiene algo muy fuerte que hace que sintonices con ella, ya sea por la música, por la historia…. O por un pasado que una no sabe ni explicar 🙂

      Reply

    Please Post Your Comments & Reviews

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    • Hace un par de meses que llegamos a #Irlanda y nuestra vida está cambiando a pasos acelerados. La música se está convirtiendo en uno de los componentes más importantes de nuestros días, especialmente en los de Ariel. Esta cara de felicidad lo dice todo. #music #lifeismusic #purelove #rutinas
    • ** Cuando te unes en una session y alguien más haciendo arte detrás de ti. Qué regalo vivir en #Irlanda.**
#travelblogger #musicaltradition #countyclare #art #drawing #ireland #green #travelgram #instaart
    • **De nuevo escuchando las bellas #sessions en los #pubs de #Irlanda. Explosión de #alegría.**
#comingback #happiness #music #traditional #folk #musicaltradition #staticlife #lovemusic
    • **La #bluelagoon es uno de esos lugares que son más deslumbrantes en vivo que en las mejores #fotografías. #Islandia es un #sueño! Me siento maravillosamente agradecida por haber podido verla, vivirla, sentirla.**
#iceland #Islandia #northernlights #soñar #aguastermales #hotsprings #traveltoiceland #traveltheworld #instatravel #instagram #travelgram #europe #endondesea #viajeros #viajar #vivir
    • **Dejamos atrás #Copenhague, la bella capital danesa que trata de salirse de los moldes de la perfecta democracia, del perfecto orden. Nos gustó, no nos enamoró y jamás la eligiriamos para #vivir.**
    • **Paseando por #christiania, el lugar más curioso de la ciudad de #Copenhague. Se trata de una vieja base militar que fue #ocupada en los #setenta para construir un espacio #libre del control del #estado.**
#instatravel #través#travelgram #Dinamarca
    • **La #historia de Heimar nos acercó de una forma muy auténtica a #Islandia. Gracias a él accedimos al país desde adentro de un hogar y pudimos conocer un poco más sobre lo que significa vivir en una isla tan bella como fría, alejada del mundo. Prometemos post en breves.**
#tradicion #tradition #iceland #stikkisholmur #villages #storytelling #historias #endondesea #hispanictravelbloggers #instatravel #travelgram #travelaroundtheworld
    Close