EnDondeSea

Blog de rutinas, viajes y pensamientos

Flight of the Gibbon | Hacer tirolina en Tailandia
Tailandia, Viajes, Viajes Justos

Flight of the Gibbon | Hacer tirolina en Tailandia

Ahhh ¡volar! De esta palabra se me desprenden miles de sentimientos encontrados. Por un lado, si hay algo que mi cabeza hace sin parar es precisamente eso, volar. Me cuesta horrores estar en el aquí y ahora y aterrizar mis pensamientos a lo que está pasando delante de mí. Por el otro, como ya he comentado en alguna ocasión, todavía no he podido superar por completo el miedo a volar en avión. Digo en avión, porque es el único aparato de estas características en el que me puedo subir (descartadas avionetas, helicópteros y demás familia). Pero si hay algo que no me imaginé jamás es volar entre árboles, y es precisamente, lo que hicimos en la selva tailandesa hace unos días.

La tirolina (o tirolesa) es algo que todavía no había tenido la ocasión de probar pero siempre tuve el presentimiento de que con esto podía atreverme. ¿Por qué tirolesa sí y paracaidismo no? Muy simple, con la tirolesa siento que hay algún punto de apoyo, que estoy atada a una cuerda. Lo sé, carece de lógica como la mayoría de los miedos. Así es que, en cuanto recibimos la invitación de la empresa Flight of the Gibbon no dudamos en aceptar.

En Chomburi, cerca de Patthaya, están las instalaciones de Flight of the Gibbon, un sistema de tirolesas y puentes colgantes a lo largo de 3 kilómetros de longitud. El trayecto está unido por 24 plataformas en lo alto de los árboles de la impresionante selva tailandesa.

tirolina en TailandiaAntes de comenzar la excursión, nos ofrecieron una pequeña formación para conocer el funcionamiento de las tirolesas y evitar cualquier daño colateral. ¿Daño? ¿Qué daño se puede sufrir haciendo tirolesa? No se me ocurría nada aparte de caer al vacío por un cable en malas condiciones (esas pequeñas cosas). ¡Pero no, existe toda una ‘técnica’!

La primera cosa que hay que evitar es tocar el cable de la tirolina con las manos si quieres conservar todos los dedos. Levantar las piernas antes de llegar a la siguiente plataforma y aterrizar con dos pasos y nunca con los dos pies a la vez porque si no… Si no, rebotas y vuelves hacia el medio de la tirolina ¡eso pasa! Que sí, que te rescatan, pero yo no había previsto tal cosa. ¿Lograría hacer todo derechito y con buena letra? Miré a los sky rangers que nos acompaban durante la excursión y me transmitieron mucha seguridad. Definitivamente, sabían hacer su trabajo con los ojos cerrados y el sistema de seguridad no parecía tener ningún cabo suelto. Respiré tranquila. Al no ver peligro por ningún lado, puse el miedo bajo llave y le abrí la puerta a la señora emoción.

Salí directamente detrás de los monitores como la típica alumna aplicada y entusiasmada que da un poquito de repelús, mentalizada de que aquello no era para tanto. Llegamos a la primera plataforma, me asomé al vacío y ¡uhhhh! empecé a temblar. La señora emoción venía acompañada del vértigo. Me retiré con piernas bailarinas de mi primer puesto y dejé debutar a Ariel, pero sabía que mi turno no se haría de rogar mucho más. Me llené de valor, cerré los ojos y… 

Sabía que la más difícil sería la primera. Si podía con esa podría con las otras 23 tirolinas. Lo que no esperaba es que los monitores me eligiesen para hacer todas las bromitas conmigo. ¡Nooo! ¿No tenía ya suficiente con armarme de valor? Fingían que se resbalaban cuando era mi turno o emulaban que no lograban agarrarme a la llegada. Con razón en mi tierra decimos ‘Al que no quiere una taza de caldo le dan dos’.

La sensación de vértigo fue menguando poco a poco y comencé a disfrutar de la inmensidad de la selva. ¿Cuántos tipos de bichos vivirían en ella? Se escuchaban millones de sonidos aunque era difícil saber qué animales los emitían y cuán cerca podría estar de nosotros. Me atreví a mirar hacia abajo y por más que busqué con la mirada, no vi ni un sólo caminito en medio de la frondosidad. Fue entonces cuando caí en la cuenta de lo afortunada que era por poder vivir una experiencia como aquella. ¡Volar entre árboles en medio de la selva! Sin duda no era una de las cosas que estaban en mi lista de ‘cosas que hacer antes de morir’ pero ahí estaba, feliz.

Tirolina en Tailandia

Al finalizar la excursión, regresamos a la oficinas centrales de Flight of the Gibbon y nos sirvieron la comida. Lamentablemente, antes de volver a Bangkok, nos llevaron a recorrer el Khao Kheow Open Safari Park que nos dejó con muy mal sabor de boca, ya que nos encontramos con algunos de los animales del parque privados de libertad.

Nos subimos al autobús exhaustos de haber descargado tanta adrenalina. Hacer de mono por un rato y contemplar la selva desde la copa de los árboles fue fascinante. Sin lugar a dudas, fue una de las excursiones más divertidas que hemos hecho en la vida. ¡La repetiríamos sin pensarlo dos veces! (sin la parte del zoo).

[color-box customcolorpicker=”#CEF6CE”] Este es un post patrocinado, lo cual significa que he recibido uno o más productos o servicios mencionados en este artículo de manera gratuita o una compensación económica por mencionar a la marca. Mis opiniones son independientes y están basadas en mi percepción real sobre el producto o servicio.[/color-box]

Escrito por Endondesea

Sin comentarios

Please Post Your Comments & Reviews

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Hace dos días que no cabemos dentro del cuerpo de felicidad.
••
Hace dos días que decidimos darle hogar a esta hermosa gatita abandonada hasta que podamos encontrar su familia definitiva. ••
Hace dos días que hay una dosis extra de amor yendo y viniendo.
  • Hace un par de meses que llegamos a #Irlanda y nuestra vida está cambiando a pasos acelerados. La música se está convirtiendo en uno de los componentes más importantes de nuestros días, especialmente en los de Ariel. Esta cara de felicidad lo dice todo. #music #lifeismusic #purelove #rutinas
  • ** Cuando te unes en una session y alguien más haciendo arte detrás de ti. Qué regalo vivir en #Irlanda.**
#travelblogger #musicaltradition #countyclare #art #drawing #ireland #green #travelgram #instaart
  • **De nuevo escuchando las bellas #sessions en los #pubs de #Irlanda. Explosión de #alegría.**
#comingback #happiness #music #traditional #folk #musicaltradition #staticlife #lovemusic
  • **La #bluelagoon es uno de esos lugares que son más deslumbrantes en vivo que en las mejores #fotografías. #Islandia es un #sueño! Me siento maravillosamente agradecida por haber podido verla, vivirla, sentirla.**
#iceland #Islandia #northernlights #soñar #aguastermales #hotsprings #traveltoiceland #traveltheworld #instatravel #instagram #travelgram #europe #endondesea #viajeros #viajar #vivir
  • **Dejamos atrás #Copenhague, la bella capital danesa que trata de salirse de los moldes de la perfecta democracia, del perfecto orden. Nos gustó, no nos enamoró y jamás la eligiriamos para #vivir.**
  • **Paseando por #christiania, el lugar más curioso de la ciudad de #Copenhague. Se trata de una vieja base militar que fue #ocupada en los #setenta para construir un espacio #libre del control del #estado.**
#instatravel #través#travelgram #Dinamarca
Close