Sincronicidad o coincidencia

Sincronicidad y la gente exacta

¿Coincidencia o sincronicidad?

¿Es realmente casualidad que siempre, en los momentos en que nos sentimos perdidos, desorientados o que necesitamos una ayudita para encontrar un lugar o salir de un apuro, aparezca alguien que te da una mano? Yo creo que no.
Hace ya tiempo que no creo en las casualidades, por el contrario, creo que siempre nos cruzamos con la persona exacta, la que necesitamos para crear el momento que queremos. A esto lo llamo sincronicidad.

Desde nuestros padres, pasando por los amigos, los compañeros de trabajo o de la escuela, un profesor, un mendigo, un taxista, un extranjero que te pregunta por una calle o el amor de tu vida, todos han sido piezas clave en la construcción de lo que somos, y lo que somos no es casualidad.

Cuando observas el presente, o piensas el futuro, todo puede parecer carente de sentido. Si miras hacia atrás, todo encaja.

Sólo hay que estar atentos, y nutrir nuestra existencia con estos pequeños detalles. Yo personalmente disfruto observando este extraño mecanismo del universo que alimenta mi optimismo y confianza para seguir adelante.

Así es que estando de viaje, reflexiono sobre lo mágico y reconfortante que es encontrar a esa gente que te da una mano en el momento justo. Desde el momento que decidimos cruzar esa puerta y salir a recorrer el mundo, se nos van a presentar infinidad de desafíos, ¡pero no hay que tener miedo! Si hace falta, va a “caer del cielo”  ese personaje perfecto.

sincronicidadNo estamos salvados de oportunistas que van a querer llevarse una comisión por acompañarnos a un hotel, hacernos un tour por la ciudad porque los hay de sobra. Tampoco escasean estafadores y ladrones. Sin embargo también tendrán éstos algo que enseñarnos. Lo mejor que podemos hacer es hacerle caso al instinto. Con el tiempo y la experiencia nos vamos curtiendo, así pues, el instinto se agudiza y utilizarlo a conciencia se va volviendo algo más natural.

Tal vez la ciencia no lo pueda demostrar, pero yo en mis anécdotas e historias encuentro la evidencia necesaria para afirmar que muchas personas especiales han cambiado el rumbo de mi vida para siempre. Algunas, incluso con sólo una sonrisa.

Como dos vehículos que chocan, como los viejos amigos que se encuentran en la calle, como una brisa o un aroma que aparece para hacerte recordar, así funciona la sincronicidad, cuando nos topamos en el momento justo, en el lugar indicado, de la manera perfecta, con la gente exacta.

5 thoughts on “Sincronicidad y la gente exacta”

  1. Cecita Ubertalli

    SON DOS ANGELES! Las palabras justas! Cosas q a no todos le llegan! Q no nos pueden entender! Están los dos tan llenos de amor! los adoro!

  2. Totalmente de acuerdo mi querido amigo.
    Gracias por esa sincronicidad que hemos compartido en Barcelona y sin duda que día tras día, se contagia esa consciencia tan necesaria.
    Un abrazo para tí y Samanta

    Carmelo y Eva

    1. Gracias!!! Haber estado con ustedes allí fue la dosis de energía y optimismo que necesitábamos para emprender nuestro nuevo viaje!
      Un gran abrazo para los dos!!

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close